María Guadalupe Martínez

Founder

Maria Guadalupe Martinez, known to her friends and colleagues as Lupita, was born and raised in Mexico City, Mexico. She received her Bachelor of Arts degree in Tourism Management from the “Instituto Politécnico Nacional” (Mexican National Polytechnic Institute). After graduation, she was involved in a range of educational settings in Mexico from high school teacher to college professor where she taught Hotel Management for 3 years. For the past 17 years, she has dedicated herself to bettering communities through education in New York City. In 2013 she founded CREA to fulfill her vision of increasing access to education for adult learners from the Latin American and Mexican communities of East Harlem. CREA aims to provide the knowledge, resources and skills to help its students achieve their everyday life goals.

Paulina Concha

President

Is a researcher at the Columbia Water Center at Columbia University and has been a science instructor at CREA since 2014. She holds a B.S in Chemistry from ITESM campus Monterrey, and a M.S. degree in Environmental Engineering from Columbia University. She is originally from Celaya Gto, Mexico and she is passionate about education, science, the environment, and dancing.

Annette Allain

Member of the Little Sisters of the Assumption since 1973, presently serves in Leadership as Coordinator of the U.S. Territory. A singer~songwriter, Annette is convinced that the universal language of music is a unifying and uplifting force. The belief in each one’s potential and capacity to rise motivates her to join with others who desire to transform and unite our world to live in One Heart and One Family.

Dava Weinstein

MSW, is a retired social worker whose career started in East Harlem. She was an instructor at both Hunter College and Columbia Schools of Social Work, consultant to many community based agencies, and maintained a counseling practice. Special interest areas include addictions, mental illness, gender and sexual identity.

Dorothy Calvani

Has been a nurse for over 40 years, having earned her BSN from Lehman College/CUNY and MSN from Hunter-Bellevue School of Nursing graduate program. Now retired, she worked in a variety of community health positions, including the last 10 years of her career with Little Sisters of the Assumption Family Health Service in E. Harlem. She has had, and continues to have, the privilege of learning and growing with strong and hopeful families in E. Harlem, no matter how complex their situations. This is a cherished, mutually enhancing, experience. It is an honor and I am most grateful to be a part of CREA.

Stephan Russo

Has extensive experience in the management and delivery of human services in New York City. He stepped down as the Executive Director of Goddard Riverside Community Center, a highly regarded New York City settlement house, in February 2017 after a career spanning more than four decades. Prior to accepting his first job at Goddard Riverside, he completed a two-year Peace Corps assignment in Colombia, South America and is fluent in Spanish. Russo holds a Bachelor of Arts in Political Science from Brown University and an MS in Social Work from Columbia University. He has participated in numerous panels and discussions on the value of multi-service community-based organizations, the benefits of supportive housing, and the impact of non-profit mergers. He is a fierce advocate for building strong communities to combat poverty and address issues of inequity, and has a keen interest in mentoring the next generation of non-profit leaders.

 

Norma Benitez 

 

Originally from Veracruz, Mexico. She has lived and worked in the East Harlem community for over 25 years. Her parents always taught her that education should be a priority, a human right, but unfortunately not everyone receive it. She admires the effort of adults who pursue an education and at the same time she is inspired by the commitment of all CREA collaborators. She is glad to share her years of experience in marketing and fundraising with the board of CREA.

Suzanne Deliee

Since growing up in Connecticut in a close knit Catholic family, she entered the Sisters of Mercy 62 years ago. Her life has been varied since then, including teaching, nursing and Pharmacy in various places, 13 years in Nicaragua and lately 26 years in NYC doing visiting nursing at Little Sisters in East Harlem, mostly with Hispanic immigrant families , mothers and babies. This has been the most treasured part of her life. Her passions are immigration, climate, racism, wherever we find injustice, hatred and devastation, wherever families cannot live life.

Follow us on facebook
Latest news

Reseña de la Casa de los Espíritus

El Covid19 no paró al Club de Lectura de CREA.  Nuestras reuniones han seguido como siempre, aunque ahora lo hacemos vía digital. El último libro que leímos fue La Casa de los Espíritus de Isabel Allende. Aquí la reseña de dos de nuestros integrantes: Mercedes y Laura.

Por Mercedes Hernández

Leímos la Casa de los Espíritus de la escritora Isabel Allende. Debo admitir que este libro es uno de los que más me han gustado porque es muy completo. Da el contexto político de Chile antes de la dictadura de Pinochet y también le da un carácter psíquico; la escritora hace una historia súper. Esta historia nos cuenta de una familia numerosa donde destaca Clara, una niña pequeña con poderes que puede ver el futuro. La historia se maneja a través de varias generaciones; los personajes van creciendo dejando ver cuando son buenos o muy malos.  El libro nos muestra la realidad de América Latina en una época pre-dictatorial, en donde las protestas contra la injusticia social crecen y se propagan por el país tratando de establecer un gobierno socialista. Época en la que los terratenientes mandan y la clase obrera es discriminada. Los personajes de la historia se van dividiendo hacia un lado o al otro. Vamos viendo cómo va creciendo Clara, como madre y abuela. Todo lo que su nieta Alba tuvo que pasar para no delatar a Miguel.  Y cómo Esteban su abuelo al final la apoya antes de morir.  Los personajes que más me gustaron fueron Clara, Esteban y Alba.

Por Laura Cantú

La Casa de los Espíritus es una novela mágica que te va envolviendo. Desde mi punto de vista tiene de todo: un poco de magia, de amor, de política, de las diferencias entre clases sociales, y de los ideales de la época en Chile incluyendo el papel de la mujer. Es una historia que te invita a seguir leyéndola conforme se va desarrollando. Una novela que relata la vida de cuatro generaciones. La familia del Valle, formada por Severo, quien era un candidato político, y su esposa Nivea, una mujer con carácter y feminista. La pareja tuvo un final trágico al accidentarse. Tuvieron 11 hijos, pero la historia sólo destaca a dos. Rosa que poseía una belleza envidiable y estaba comprometida con Esteban Trueba, pero murió por error. Clara, su hermana menor, poseía poderes mentales y predecía el futuro. Tenía 10 años cuando muere Rosa y se queda muda por el shock de observar cómo el doctor Cuevas le practicaba la autopsia. Nueve años después Clara vuelve a hablar para anunciar que se va casar con Esteban Trueba. Esteban es un personaje que marca totalmente la historia, ya que siendo muy joven y ambicioso se abre camino para hacer fortuna y se convierte en uno de los terratenientes con más poder de la zona. Trueba llega a ser un senador con mucha influencia antes del golpe del estado. Es un personaje de carácter imponente, fuerte, y hasta cruel en muchas de sus acciones. Vive hasta los 90 años y muere en los brazos de su nieta Alba, confundiéndola con su esposa Clara. La muy enferma madre de Esteban muere por la edad y por una terrible infección. Su hermana Férula termina muriéndose sola a raíz de que Esteban la corre y la aleja de su familia al darse cuenta que estaba enamorada de Clara. Clara tuvo 3 hijos. Jaime era el más serio y era médico para ayudar a los más necesitados. Nicolás por su parte vivía la vida relajada y de cierto modo sin rumbo. A pesar de ser gemelos eran totalmente opuestos. Blanca, la única hija de Esteban y Clara, se enamora perdidamente de Pedro Tercero García, quien no era de su condición social. Esteban al enterarse lo trata de matar, pero sólo logra quitarle 3 dedos. Sin embargo, al pasar los años Blanca y Pedro terminan haciendo una vida juntos fuera del país, y fruto de su amor nace Alba. Cuando Alba cumple 7 años fallece Clara, un hecho que marca completamente a toda la familia, ya que Clara era el pilar que los mantenía unidos. Cuando Clara muere Esteban manda construir un mausoleo para ella, Rosa, y él, ya que quería estar para siempre con las mujeres de su vida.

Alba se enamora de Miguel, quien es un joven con ideales revolucionarios y socialistas y se convierte en guerrillero. Alba y Miguel son perseguidos después del golpe de estado. Al final Alba se queda esperándolo, embarazada de una niña, y haciendo conciencia de cómo su vida ha sido marcada por todos los acontecimientos. Decide escribir un libro con su abuelo para relatar la historia de su familia.

Mi emocionante visita al Museo de Historia Natural

Por: Dalila Tapia

Visitar un museo, siempre será una experiencia enriquecedora, pues es imposible salir de ahí, sin haber obtenido información o conocimiento; además es emocionante, pues con un poco de imaginación, viajamos a través del tiempo al observar las diferentes exposiciones.

Hace algunos días, el Centro de Recursos Educativos para Adultos (CREA), organizó una visita al Museo de Historia Natural. Anteriormente, ya había tenido el placer de estar en este bello lugar con mi familia, pero esta vez, mis compañeros y yo, tuvimos a un guía en nuestro idioma, quien hizo que nuestra visita fuera más amena, ya que nos fue explicando cada una de las salas que visitamos.

Consideré de suma importancia, ir prevenida con papel y pluma para tomar notas. ¡Ah! Y por supuesto, mi teléfono para tomar fotos.  No quería perderme ni un detalle; pensé que debido a la duración del paseo, el guía no podría profundizar mucho sobre un tema, pero tan solo con una palabra o frase, yo podría buscar información por otros medios.

Debido a la curiosidad, me separé de mi grupo varias veces. ¡Fue un día genial! En la mayoría de las exposiciones, mis compañeros, maestras y yo, aprovechamos para tomar fotos, comentar y hacer preguntas a nuestro guía.

Lucy, fue la primera exposición en nuestro recorrido, un antepasado homínido de más de tres millones de años. Sus restos fósiles fueron encontrados en Etiopía; seguimos con la gigantesca ballena azul de 21,000 libras, colgando del techo de la Sala de Vida Marina; el meteorito de Allende, llamado así, por haber sido encontrado en el pueblo de Allende en Chihuahua, México; la luna nuestro satélite natural, su composición, masa, diámetro, etc, etc; los fósiles de los dinosaurios, una de las salas más concurridas, pues es impresionante observar cómo era el tamaño de estas especies, como el Titanosaurio, con casi 37 metros de largo y cerca de 76 toneladas, encontrado en Patagonia, Argentina; los orígenes humanos, con una sala dedicada a la cultura de México y Centroamérica, sus tradiciones, arquitectura y creencias, con un calendario azteca de 20 toneladas.

A estas alturas del recorrido y con tanta información, no dudamos en descansar y tomar un refrigerio para después retomar nuestro camino hacia a la Sala de Biodiversidad y Medio Ambiente, sala que despertó un gran interés en mí por saber más al respecto. Algunas palabras de nuestra guía fueron claves que me han llevado a buscar más información sobre el impacto de la evolución humana en los diferentes ecosistemas. La pérdida de biodiversidad actualmente es alarmante.

Los últimos datos de la OMS, indican que un 92% de la población, sufre por la contaminación del aire. Según un registro del 2018, 26,000 especies están en peligro de extinción y cada año, 6000 millones de kilogramos de basura, son arrojados a los océanos, donde la mayor parte está constituída por plástico, lo que provoca la muerte de aves, mamíferos e inumerables cantidades de peces y crustáceos. Esto solo por mencionar algunos ejemplos de la triste situación que enfrenta nuestro planeta, el único hasta hoy, conocido por albergar vida. Tal vez a simple vista el cambio en un individuo no sea significativo, pero si sumamos esfuerzos y creando conciencia y tomando medidas, pensando que no estamos solos, estaremos mejorando el futuro de nuestro bello planeta para las próximas generaciones.  

En definitva, reafirmando lo dicho al principio, visitar un museo nunca será algo trivial, sino todo lo contrario, será una experiencia satisfactoria, llena de aprendizaje y diversión; en familia, con tu grupo escolar, con amigos o contigo mismo, de cualquier manera, tendremos la oportunidad de reflexionar sobre nuestro pasado, presente y futuro.

Gracias CREA, por tan bella y beneficiosa experiencia.

Follow us on instagram
This error message is only visible to WordPress admins

Error: No posts found.

Make sure this account has posts available on instagram.com.

CREA does not discriminate on the basis of race, color, religion, nationality or ethnic origin, sexual orientation or gender. All of the rights, privileges, programs, and activities of CREA are available to students of any race, color, religion, national or ethnic origin, sexual orientation or gender. © Copyright - Centro de Recursos Educativos para Adultos
English English Spanish Spanish